Las cuatro Facciones, que disputan fervientemente el futuro de la humanidad, tienen bases alrededor del globo desde donde los Desviantes se juegan el pellejo en cada conflicto. De diversas formas, antigüedad y procedencia, algunos incluso se resisten a permanecer en un solo lugar. En este día, queremos invitarte a conocer un poco más sobre algunos de los Santuarios ubicados a lo largo de Chile.

Fundación Lazarus

Con la financiación de su gran camarada, el Duque de Cromwalth, Lázaro crea la Fundación Lazarus para ofrecer refugio a los huérfanos de la Quimera. Un hogar y lugar de entrenamiento, tanto para él como para sus aprendices y amigos que con el tiempo se le fueron uniendo.

La sede principal se encuentra en Santiago, pero existen otras sedes en las grandes ciudades para combatir la influencia del Abismo. Durante los sucesos de Colosos, la Fundación fue atacada por el Circo de Medianoche y Moloch Uno. Los huérfanos, entre ellos Anita, Kitsune, Abiah y Symbroska, con la ayuda de Vicente, se encargaron de defenderla. En la actualidad, se está recuperando de los estragos provocados por los Abismales.

Fundación Lázarus, ilustrada por Sergio Lantadilla

Abismo

Muy lejos de Chile, allá por el 1666 en la antigua ciudad de Bohemia, Agripas Hunille se abrió el pecho en un ritual que tenía por objetivo crear un camino a nuestra realidad al Coloso Baldor (conocido hoy en día como 0-P90). Engendro, junto a siete de sus seguidores, que en el presente conocemos como El Concejo, presenciaron el sacrificio. El cuerpo y la Voluntad caótica y entrópica de Agripas sería entonces utilizada por estos seguidores para edificar el mismísimo Abismo.

Residencia del Concejo y entrada a los Pozos de la Entropía, al estar vinculado a un Desviante, el Abismo se trata de un lugar orgánico con conciencia y voluntad propia, lo que permite mover su locación física allá donde el Inquisidor lo necesite. Actualmente, se encuentra ubicado en el Norte Chico de Chile, más precisamente en la ciudad de Salamanca, Región de Coquimbo.

Abismo, ilustrado por Sergio Lantadilla

Colmena

Antes de convertirse en el principal edificio de la Corporación en Chile, la Colmena fue un centro de investigación Desviante, financiado por los gobiernos vencedores durante la Segunda Guerra Mundial. En dicho centro, un ecléctico grupo formado por Arturo Marchen, Lázaro Deja-Baustista y Petrov Ivanovich trabajaron codo a codo en el fenómeno conocido, en ese entonces, como “Niños Índigos”.

En algún punto de la historia, Petrov desaparecería en un accidente que consumió en llamas al edificio por completo, mientras que Lázaro se separaría de su antiguo amigo debido a diferencias de opiniones. Entonces, Marchen reconstruyó el lugar, bautizándolo como la Colmena y sentando las bases de la Corporación y la que sería su posterior expansión por el resto del mundo.

Ubicado en Santiago, se trata del hogar de La Máquina y el Aleph. Sería este el principal escenario de la lucha a muerte entre Espartaco y el Primer Avatar, y el sitio en el que se colaría Anita para rescatar a Abiah.

Club Kind of Blue

Es bien sabido que la Acracia y la Quimera han luchado juntas en más de una oportunidad, a pesar de sus diferencias a nivel ideológico, por lo que no es extraño encontrar lugares frecuentados por ambas facciones. Este es el caso del Club Kind of Blue, punto de encuentro de los Desviantes ácratas que también acoge a colegas de la facción azul, unidos bajo un único ideal: la música.

Erigido en Concepción como un tributo al blues y jazz, dentro de sus paredes resuena el poder de las emociones y la libertad. Se cuenta que los Hijos de la Revolución van a pasar sus ratos libres ahí. Asimismo, artistas como Temple Azul, Blacksand y Django Amaya han actuado sobre su escenario, embargando a la audiencia con su talento. Sin lugar a dudas, el Club es uno de los mayores orgullos de su dueño Miles, un Desviante que también ha encantado con su música a la humanidad.


Estos son tan solo algunos de los Santuarios ubicados en territorio chileno y entre sus paredes todavía se oculta algún que otro secreto. Coméntanos qué te pareció este breve artículo y si te gustaría conocer sobre otros Santuarios chilenos y del mundo.

4 comments
  1. Siempre pensé que el epígrafe del Club era una referencia al disco de Miles Davis. No sé por qué, pero recordaba que Chet (de Radix) había sido el fundador del Club Kind of Blue. O era el fundador del Club Beat?

  2. Buen artículo sobre los santuarios acá en Chilito.
    Me llama mucho la atención sobretodo el Abismo, esa capacidad de moverse y reubicarse en distintas parte del mundo. Sería muy interesante saber el cómo afecta a un entorno cuando el Abismo se manifiesta en el, el cómo afecta a la población del lugar o incluso al ecosistema del mismo, porque los niveles de entropía, caos y oscuridad que deben emanar de un santuario como ese no deben ser pocos.

    Gracias por los estas pildoritas que no hacen más que enriquecer el Lore de HK 😉

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *