Los subtipos son una característica que ya se encuentra en el ADN de los juegos de cartas desde hace años. Recuerdo haberme enfrascado en una conversación respecto de este tema con algunos amigos hace un tiempo; entre cervezas y papas fritas pusimos sobre la balanza distintos TCGs, comentando los aciertos y errores de cada uno.

En algún momento llegó el turno de HK y, luego de presentarlo brevemente a quienes no lo conocían, empezó el desglose. En ese entonces la conversación se detuvo brevemente sobre la falta de representación de los “clanes” dentro del juego; estábamos de acuerdo en que era una dimensión por explorar y la única interrogante era: ¿cuándo?

Ahora.

Ocurrió de forma natural cuando estábamos tratando de llegar a la mejor forma de acercar el conflicto desviante hacia el juego sellado, buscando seguir una senda tanto entretenida como competitiva.

Si bien faltan ediciones para que veamos mazos competitivos centrados en una de las categorías, el punto de partida es Colosos. Decidimos explorar esta dimensión de juego desde los Personajes, como el primer Tipo de carta que cuenta con un Subtipo. 

Los personajes incursionan en esta nueva mecánica desde 3 puntos de vista que expongo a continuación.

1: Yo soy.

El primer caso, y el más básico, de la interacción de personajes con subtipos, es cuando lo llevan encima sin que esto pareciera afectar el comportamiento tradicional de este personaje. Es de esta manera que adquieren un subtipo Personajes de ediciones anteriores que cumplen con ciertas condiciones para ser reconocidos por un clan.

Desde que la próxima versión del Manual de Reglas Avanzado entre en vigencia, todas aquellas cartas de Personaje de las ediciones anteriores (Evolución, Desviantes, Suburbia, y SHK) que contengan en su nombre alguno de los Subtipos presentados de Colosos en adelante, serán considerados partes de dicho clan.

2: Tú eres.

El segundo caso de interacción de Personajes a través de subtipos, es cuando en su texto de juego se especifica explícitamente una relación con este atributo, incluso cuando ellos mismos no pertenecen a dicho Subtipo.

Estas cartas suelen entregar mayores recompensas cuando sus habilidades se procesan, pues si bien pueden ser incluidas en Mazos de clanes aún sin pertenecer a uno, en un futuro, cuando los arquetipos de Clan comiencen a ver escena competitiva los espacios que puedan estar destinados a estas cartas dentro de sus lista se puede ver limitado. Es ahí que el jugador deberá tomar importantes decisiones en función del plan de juego que quiera llegar, y el metajuego que esté enfrentado.

3: Nosotros somos.

El último caso de relación de los Personajes con su subtipo es el más anhelado, y la base de todo mazo construido en base a un Clan en cuestión. Estos son aquellos personajes que cuentan con el Subtipo como tal, por lo que afectan a los que vimos en el punto 2, a la vez que poseen habilidades que te recompensan por llevar a más integrantes del Clan en tu mazo.

Los subtipos en Colosos son sólo una pincelada del potencial que podrán tener más adelante. Mientras, disfruten de la nueva gama de sabores que trae al conflicto desviante, y la profundidad que aporta al juego sellado.

No adelantaré más detalles sobre ello ni el curso que tomará en ediciones futuras.

Lo que si puedo declarar respecto al futuro de HK es que les prometo una cosa: Colosos es el comienzo de algo grande.

¿Tienes lo necesario para derrotar al enemigo y llevar el nombre de tu clan a lo más alto de tu facción?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *