El año pasado, después de más de una década, pudimos tener nuevas cartas con las que jugar: 49 cambios entre Buffs y Nerfs, además de 26 cartas completamente nuevas (entre SHK, los adelantos de Colosos y los Santuarios del Kit de Juego) que junto a la reciente implementación de baneos y el nuevo Manual del juego refrescaron brevemente un metajuego con más de 13 años de su resolución, pero no se puede vivir del pasado y es con orgullo y miras a un meta más sano y excitante que llegan las más de 200 cartas nuevas de Colosos.

Corporación vivió un 2020 extraño, después de haberse posicionado eternamente como la “2da Facción”, hoy se ve enfrentado a una realidad más difícil al ver baneado a su mejor Santuario y haber recibido, en cuanto a novedades se refiere, cartas técnicas que no apoyan directamente sus estrategias más probadas.

En Colosos hemos profundizado en las aristas más controleras de la Facción, entregado respuestas a las acciones de sus enemigos y profundizado en sus arquetipos clásicos.

Mejorando desarticuladores

La estrategia Corporación más de nicho trae un cambio de enfoque en cuanto a cómo se desarrollaron sus cartas, nunca más un Ejecutivo de Primera Línea o San Claud, botar cartas viene de la mano de cartas costo-eficientes que perfectamente podrían entrar en mazos cuya estrategia principal no sea ganar por deckeo.

El Santuario común Namtar es no sólo una carta que te permite pensar en botarle el mazo a tu oponente, sino que además desarticula el juego temprano de mazos que dependen del Limbo.

La ambición en los números

Sin caracterizarse por buscar eficientemente cartas en su mazo, Corporación busca llegar a sus cartas importantes escarbando en su mazo, filtrándolo con cartas como Gastón Hurukhara o robando mientras deja cuerpos en la mesa como con el clásico Agente Libre H-124, Colosos trae soporte al filtrado de mazos, de robo y a la Empatía, incorporando una carta que representa todas esas aristas:

En Cuanto a la Empatía ya hemos conocido a la reversión del amoroso, sano y tranquilo de Sacristán, que nos trae la posibilidad de jugar cartas más pesadas sin tanto sufrimiento

Gigantes a vencer

Y hablando de cartas pesadas, la fuerza base más alta del juego suele estar asociada a esta Facción y en Colosos esto se ha representado en costes elevados que permiten sostener el balance tanto en removals como Personajes diseñados para acabar con los puntos de Estructura de tu oponente. Ya conocemos a dos de estos gigantes:

Disparos Precisos

El daño Directo retorna como el siempre deseable lado B de la fuerza de ataque Corporativa, en esta ocasión, de la mano de cartas que puedas plantearte en un mazo con buen Tempo sin renunciar al control de mesa:

Tecnologías en la Facción de la Tecnología

Resulta curioso que con el poderío económico, tecnológico y mundial que tiene la Corporación sus Tecnologías in-game sean tan… poco impresionantes. ¡Esa es una tradición que queremos mantener!

No, no, en esta ocasión, si bien las Tecnologías de Corporación seguirán enfocadas en el Control, se ha buscado al menos que haya una sensación generalizada de que las cartas son útiles y deseables; con esto les dejo una de las Tecnologías raras, una revisión de lo que fue el Yelmo de Vigilante, con algo de ají y merkén.

Un abrazo Desviantes, queda mucho por revelar aún de Colosos, pero espero que ya sientan abrirse los espacios en sus mazos, a la espera por un justo y necesario terremoto en el metajuego.

Por Cristián “OmegaDraks” Gatica

Si quieres reservar Colosos y tus tiendas favoritas no tienen la edición, envíanos un correo a [email protected] para contactarlas a la brevedad!

3 comments
  1. Espero que Ese santuario común no sea un cáncer para el juego. A simple vista, CON aumentar en 1 el coste ya podría entorpecer EL juego oponente pero al aumentar en 2, bloquea mucho el juego de abismales Principalmente y SIN coste alguno ni límite de veces por TURNo!! Muchas cartas abismales a la b, al igual que las cartas que sirven de banquillo contra el MILL, que como experiencia de juego, personalmente, ES bastante desagradable y aburre porque las partidas se alargan mucho.

    1. si bien namtar entorpece harto el juego de mazos como bleckenstone u otros abismales o quimera que juegan con el limbo, siempre le puedes plantar cara de forma agresiva. Es un santuario dificil de controlar y probablemente sea una opción más de side ya que el mismo namtar tiene que verselas con mazos aggro donde su habilidad pesa muy poco.
      por otra parte, si bien al principio de la partida esos 2 de voluntad se sienten fuerte, ya en mid se vuelven pagables si es muy necesario y en late se sentirá poco (pensando en bleckenstone control que normalmente prefiere llevar el juego a esa instancia).

  2. ES el problema que tengo con santuarios que son balas de plata contra estrategias especificas.
    Ese tipo de cartas debieran estar en el mazo, de modo que tengas que robarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like